¿Cuáles son las enfermedades gastrointestinales más frecuentes?

Absceso Hepático:

Se le da el nombre de absceso hepático a una masa que contiene líquido purulento que se localiza en el hígado. El hígado es el órgano intrabdominal en el que con más frecuencia se desarrollan abscesos. Pueden ser únicos o múltiples y se deben a diseminación hematógena o por extensión local de una infección en los tejidos vecinos. Según su etiología los abscesos hepáticos se clasifican en, piógenos o amebianos.


Ver documento



Alergias Alimentarias:

Al parecer hay un factor familiar que favorece las alergias alimentarias. Sin embargo, es muy difícil predecir si un niño heredará la alergia que padece alguno de sus padres. O si los hermanitos de un niño con cierta alergia también la presentarán. Algunos estudios han demostrado que los hermanos de un niño con alergia al maní también la presentarán. Los síntomas pueden ser leves a severos. Puede ser que en principio un alimento produzca síntomas leves pero las reacciones a él pueden variar y en una próxima ocasión causar una reacción más severa.


Ver documento



Anorexia y Bulimia:

Estas alteraciones en la alimentación llevan al deterioro del bienestar del individuo, pérdida excesiva de peso, desnutrición y puede llegar a ser fatal. Es más frecuente entre jóvenes adolescentes y mujeres adultas, aunque la proporción de hombres que sufren de estos trastornos está aumentando considerablemente. Las formas más frecuentes son la anorexia y la bulimia.


Ver documento



Apendicitis Aguda:

Ocurre por obstrucción del apéndice por materia fecal, parásitos, trauma o tumor. Lo que lleva a proliferación de bacterias dentro del apéndice y a la producción de pus. El aumento de la presión dentro del apéndice causa dolor y puede también comprimir vasos sanguíneos llevando a la falta de irrigación sanguínea y a una apendicitis gangrenosa. Puede perforarse produciendo peritonitis por el paso de materia fecal a la cavidad abdominal constituyendo una urgencia quirúrgica. También puede perforarse y producir solo goteo y la formación de un absceso circunscrito, lo cual también es una urgencia que debe resolverse por medio de un procedimiento quirúrgico.


Ver documento



Ascitis:

La cirrosis es la causa más frecuente pero puede haber ascitis cuando el paciente padece esquistosomiasis (parásito frecuente en África y Sudamérica), trombosis de las venas suprahepáticas (Síndrome de Budd Chiari), cáncer metastásico, trombosis de las venas suprahepáticas, insuficiencia cardiaca, pericarditis, síndrome nefrótico, pancreatitis, angioedema hereditario, desnutrición y cuando existe infección (tuberculosis, peritonitis bacteriana).


Ver documento



Balón Gástrico:

Se usa en pacientes seleccionados cuidadosamente que necesitan bajar de peso pero no ha sido posible a través de dieta y ejercicio pero no se quiere someterlos a una cirugía por decisión o porque está contraindicada. No hay necesidad de incisiones y es un procedimiento reversible. Puede permanecer en el estómago máximo durante 6 meses cuando se retirará también por vía endoscópica. La pérdida de peso en 6 meses es en promedio de 9 libras.


Ver documento



Cálculos en la Vesícula B.:

Los cálculos de la vesícula biliar son acumulaciones sólidas de cristales de colesterol o pigmentos biliares que se forman porque la bilis no disuelve estos componentes grasos y se precipitan formando cristales sólidos. Su tamaño es variado desde partículas de arena hasta el tamaño de una pelota de golf. Su composición puede ser solo de pigmentos biliares o de colesterol o pueden ser mixtos, con los dos componentes.


Ver documento



Cáncer de Esófago:

El cáncer de esófago es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cáncer) en los tejidos del esófago. El esófago es un tubo compuesto de músculos que conecta la garganta con el estómago y transporta los alimentos. Tiene tres capas: mucosa, músculo y tejido conectivo. El cáncer de esófago se inicia en el revestimiento interno del esófago y gradualmente va comprometiendo las otras capas.


Ver documento



Cáncer de Estómago:

El cáncer de estómago o cáncer gástrico es una enfermedad en que se forman células malignas en el revestimiento del estómago. Es muy agresivo, puede formarse en cualquier sitio de este órgano y puede extenderse comprometiéndolo todo. Puede llegar a otros órganos como el intestino delgado, los ganglios linfáticos, hígado, páncreas y colon, por vecindad o por vía sanguínea a pulmón, huesos y cerebro. Después de que los alimentos son masticados y deglutidos y pasan de la garganta por el esófago al estómago, allí se cumple otra fase de la digestión en que intervienen los jugos gástricos y enzimas como la pepsina, para luego pasar a la primera porción del duodeno. El estómago es un órgano en forma de saco compuesto de tres partes, el fondo, el cuerpo y el antro. Una válvula llamada cardias lo separa del esófago e impide que los alimentos se devuelvan hacia él. El píloro es otra válvula que separa el estómago del duodeno.


Ver documento



Cáncer de Páncreas:

El cáncer de páncreas es un tumor maligno que en la mayoría de los casos infiltra y crece rápidamente. Con mayor frecuencia se origina en las células exocrinas y se localiza en la cabeza del páncreas. Es agresivo y puede presentarse en las personas mayores, a una edad promedio de 71 años en hombres y 75 años en mujeres. La mayoría de estos tumores pueden invadir los tejidos vecinos o dar metástasis durante la fase en que no se presentan síntomas. La resección quirúrgica es el tratamiento definitivo.


Ver documento



Cáncer de Vesícula:

El cáncer de vesícula es poco frecuente, cuando se manifiesta y da síntomas por lo general ya está en una etapa en que es incurable. Se busca poder diagnosticarlo en etapas más tempranas para tener una mejor oportunidad de tratarlo. Es el tumor más agresivo de los tumores del tracto biliar y su promedio de supervivencia es corto. Se caracteriza por extenderse a los tejidos vecinos, gran invasión a los nódulos linfáticos regionales, compromiso vascular y metástasis a distancia.


Ver documento



Cápsula Endoscópica:

La cápsula endoscópica se usa en un procedimiento en el que después de tragarla, la pequeña cámara que está dentro de la cápsula, de tamaño corriente, toma fotos del sistema digestivo a medida que avanza su tránsito por el mismo, y estas fotos se transmiten y registran en un dispositivo que el paciente tiene puesto en forma de cinturón. Este procedimiento es útil sobre todo para visualizar el intestino delgado pues esta parte del sistema digestivo es difícil de evaluar por otros métodos.


Ver documento



Cirrosis Hepática:

La cirrosis es el deterioro progresivo del hígado a consecuencia de varios factores, lo que causa reemplazo gradual del tejido sano normal por fibrosis (tejido cicatricial) y el compromiso de su función. Las principales causas de este deterioro son el consumo excesivo de alcohol y la infección crónica por el virus de la hepatitis B o C.


Ver documento



Cirrosis Biliar:

La cirrosis biliar primaria es una patología del hígado considerada como autoinmune pues se caracteriza por dar positivo en el examen al anticuerpo antimitocondrial (AMA) en el 90 a 95% de los pacientes y por presencia de cambios específicos en los conductos biliares medianos y pequeños. Los criterios diagnósticos son: fosfatasa alcalina positiva, AMA positiva y evidencia de colangitis no supurativa con destrucción de los tubos biliares medianos y pequeños en la biopsia.


Ver documento



Cirugía Bariátrica:

Se le da el nombre de cirugía bariátrica a varios procedimientos quirúrgicos que se practican para el tratamiento de la obesidad. El procedimiento puede ser la colocación de un anillo que reduce el tamaño del estómago, resecar una porción del estómago (gastrectomía tubular o vertical), derivación biliopancreático con transferencia al duodeno, o reducir el tamaño del estómago más cruce del intestino delgado reduciendo la superficie de absorción (by-pass gástrico). Se consigue que a largo plazo el paciente baje notoriamente de peso y mejoren patologías como diabetes, problemas cardiovasculares y sus riesgos.


Ver documento



Colangitis:

La colangitis es la inflamación y/o infección de las vías biliares intra y extra hepáticas. Puede ser leve, moderada o severa y según su duración, aguda o crónica. Puede ser potencialmente mortal por la sepsis y las complicaciones. Es una condición de emergencia y requiere de la administración inmediata de antibióticos de amplio espectro y descompresión temprana del tracto biliar. Los pacientes requieren hospitalización y tratamiento por parte de un grupo multidisciplinario.


Ver documento



Coledocolitiasis:

Es la presencia de cálculos en la vía biliar principal, el colédoco, que es el conducto que transporta bilis de la vesícula al intestino. Los cálculos pueden ser únicos o múltiples, pequeños o de gran tamaño y migran desde la vesícula biliar en un 6 a 12 % de los pacientes con colelitiasis.


Ver documento



Colitis Ulcerativa:

La colitis ulcerativa es una enfermedad crónica caracterizada por inflamación de la mucosa del colon. Afecta el recto en el 95% y puede extenderse en un patrón simétrico y circunferencial al resto del intestino grueso. Pertenece a un grupo de enfermedades llamadas, enfermedades inflamatorias del intestino, de las cuales una de las más importantes es la Enfermedad de Crohn. Algunos pacientes presentan síntomas tanto de enfermedad ulcerativa como de Crohn y esto se conoce como colitis indeterminada.


Ver documento



Diarrea Aguda:

Se denomina diarrea aguda al aumento de la frecuencia en las deposiciones siendo de consistencia acuosa o suelta, más de tres veces al día acompañadas de síntomas entéricos como náuseas, vómito, dolor abdominal tipo cólico, tenesmo, urgencia fecal y flatulencia . Se dice que es diarrea aguda cuando dura hasta dos semanas, y diarrea prolongada si dura de dos a cuatro semanas.


Ver documento



Diarrea Crónica:

La diarrea crónica se define como la evacuación intestinal frecuente de heces acuosas o sueltas, más de tres veces al día durante más de cuatro semanas. Constituye un reto diagnóstico para médicos generales, internistas y gastroenterólogos. El diagnóstico diferencial es muy amplio y en ocasiones encontrar la causa puede ser difícil, costoso y frustrante.


Ver documento



Disfagia:

La disfagia significa dificultad para comer. Las personas con disfagia presentan dificultad para la deglución con frecuencia con dolor al tragar los alimentos sólidos, líquidos o saliva, evolucionando a que la persona no pueda deglutir nada en absoluto. Normalmente es un signo de enfermedad del esófago o de los órganos vecinos del esófago.


Ver documento



Dispepsia:

La indigestión, también conocida como dispepsia, incluye uno o más síntomas como, sensación de llenura al estar ingiriendo alimento, llenura que produce malestar después de una comida, dolor o pirosis en la parte superior del abdomen. Se presenta con frecuencia en los adultos y puede sentirse de vez en cuando o diariamente.


Ver documento



Dolor Abdominal:

Es una sensación desagradable que se manifiesta como dolor o malestar a nivel del abdomen (zona ubicada entre el pecho y las ingles). Popularmente las personas llaman esta región el “estómago” pero el abdomen contiene muchos otros órganos importantes.


Ver documento



Enfermedad Celiaca:

La enfermedad celiaca es una reacción del sistema inmune a la ingestión de gluten (proteína que se encuentra en el trigo, avena y centeno y en alimentos elaborados con estos ingredientes) y afecta el intestino delgado en las personas con esta predisposición genética y se resuelve con excluir el gluten de la dieta.


Ver documento



Enfermedad de Crohn:

La enfermedad de Crohn comprende un grupo de alteraciones multisistémicas con características específicas de inflamación focal asimétrica, transmural y ocasionalmente granulomatosa que afecta el tracto gastrointestinal. Pertenece a un grupo de enfermedades llamado enfermedades inflamatorias del intestino.


Ver documento



Enfermedad Diverticular:

La enfermedad diverticular se refiere a la presencia de sacos o bolsitas en la pared del tracto gastrointestinal a los que se les da el nombre de divertículos. Los divertículos pueden formarse en cualquier parte del intestino pero con más frecuencia están en el lado izquierdo del colon o colon descendente y en el colon sigmoide (parte final).


Ver documento



Esofagitis Eosinofílica:

La esofagitis eosinofílica es una enfermedad descubierta hace dos décadas, determinada por la infiltración de gran cantidad de eosinófilos (uno de los tipos de glóbulo blanco) en el epitelio del esófago causando inflamación. Lo que puede conllevar a rigidez y estrechamiento del esófago, con la consecuente dificultad para tragar o atoramiento.


Ver documento



Esófago de Barrett:

El esófago de Barrett es una inflamación del esófago causada por el retorno de ácido del estómago hacia el esófago en forma repetida y prolongada. Esto se llama enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Lo que se presenta en el esófago es un cambio en la capa de revestimiento (epitelio escamoso) de la parte distal en el cual este pierde sus características originales y se convierte en uno parecido al del intestino (metaplasia columnar intestinal).


Ver documento



Estreñimiento:

La presencia de estreñimiento se define como deposiciones poco frecuentes, duras de difícil expulsión y sensación de que la evacuación es incompleta. Se acompaña de molestia y distensión abdominal. Otros síntomas son la necesidad de hacer fuerza para la evacuación, sensación de bloqueo en el ano y la necesidad de realizar maniobras para evacuar. Por lo general hay menos de tres (3) deposiciones a la semana.


Ver documento



Fístulas Gastrointestinales:

Son orificios anormales en el estómago o los intestinos que permiten el goteo o el paso de su contenido. Las fístulas que unen intestino con intestino se denominan fístulas entero-enterales; las que van del intestino a la piel son fístulas enterocutáneas, puede haber compromiso de otros órganos como la vejiga, vagina, ano y colon.


Ver documento



Fisura Anal:

Se trata de una laceración o desgarro que ocurre en el recubrimiento escamoso del canal anal, entre la piel y la línea dentada, localizada con frecuencia en la línea media posterior del ano (90%) y muy pocas veces en la línea media anterior (en mujeres hasta el 10%).


Ver documento



Gas Intestinal:

La presencia de gas en el intestino es un tema difícil de tratar, pero es normal tenerlo. Cuando es demasiado puede sentirse una sensación de distención (llenura), gas que se devuelve hacia la boca (eructos), cólicos abdominales y flatulencia. Estos síntomas son por lo general breves y se alivian con la expulsión del gas acumulado. Si se acumula a la derecha puede semejar un dolor por cálculos en la vesícula biliar; si se localiza al lado izquierdo puede confundirse con dolor en el corazón.


Ver documento



Gastritis:

Gastritis es la inflamación de la capa que recubre el estómago interiormente. Esta inflamación puede ocurrir repentinamente (aguda) que usualmente tiene corta duración, o puede ser gradual (crónica) que puede durar meses o años. Esta condición es muy frecuente y afecta a casi todas las personas alguna vez en la vida. En la mayoría de los casos dura poco tiempo y no tiene efectos duraderos.


Ver documento



Gastroenteritis Aguda:

Las gastroenteritis agudas o inflamación e infección del tracto intestinal, acompañadas de diarrea son un problema de salud frecuente a nivel mundial en pacientes a nivel local o que viajan a países en vía de desarrollo o zonas de riesgo.


Ver documento



Gastroparesia:

La gastroparesia es una entidad digestiva en la que no existe o es anormal la motilidad del estómago. Cuando el funcionamiento del estómago es normal al contraerse se pulverizan los alimentos ingeridos y se impulsan hacia el intestino delgado para la siguiente fase de la digestión y la absorción de los nutrientes. Si hay gastroparesia el estómago no se contrae de forma normal no se pulverizan ni se impulsan los alimentos adecuadamente y no hay buena digestión.


Ver documento



Halitosis:

Se define como halitosis al mal olor en el aliento de una persona, independiente de si su causa se deriva de problemas como gingivitis, enfermedad periodontal o mala higiene oral o por causas por fuera de la boca como patologías nasales, paranasales o laríngeas, pulmonares o tracto digestivo alto. En los casos de halitosis por otras causas, el mal olor va por vía pulmonar y se origina por alteraciones en cualquier órgano por ejemplo la cirrosis hepática. Se puede clasificar como halitosis verdadera, fisiológica y patológica, pseudohalitosis, la cual no es objetiva por ningún método de detección pero el paciente tiene sensación subjetiva de padecerla, y halitofobia, trastorno que se presenta en un paciente ya tratado pero que sigue pensando que la tiene y llega a padecer trastornos psicológicos y psiquiátricos delirantes.


Ver documento



Helicobacter Pylori:

El Helicobacter Pylori es una bacteria gram negativa que se ubica preferencialmente en el estómago, es muy frecuente en nuestro medio y a nivel mundial. Es la infección crónica más extensamente difundida en los humanos afectando hasta el 50 % de la población mundial y hasta el 90% en países en vías de desarrollo como Colombia. El descubrimiento de Helicobacter Pylori como agente asociado a la úlcera péptica constituye uno de los adelantos médicos del siglo XX. Es causa importante de úlcera péptica o duodenal, cáncer de estómago y linfoma de MALT.


Ver documento



Hemocromatosis:

El término hemocromatosis describe a un grupo de enfermedades en que hay acumulación de hierro en el organismo .El hierro es un elemento esencial para la vida pero en exceso es tóxico. Las hemocromatosis pueden ser hereditarias (genéticas o primarias) que se presentan en pacientes mayores de 50 años, predominantemente en varones, o secundarias a varios factores como transfusiones repetidas a pacientes con anemia crónica por talasemia o drepanocitosis en jóvenes, o anemias crónicas por mal funcionamiento de la médula ósea en personas mayores.


Ver documento



Hemorragia Digestiva:

Se entiende por hemorragia digestiva la pérdida de sangre que se origina en cualquier segmento del tubo digestivo, esto incluye esófago, estómago, intestinos, recto o ano. Puede ser por várices o por sangrado no proveniente de várices en cualquier segmento del tubo digestivo. Puede ser aguda cuando hay pérdida de un gran volumen sanguíneo en corto tiempo, como es el caso de una úlcera sangrante; o crónica cuando la pérdida es lenta, durante un mayor período de tiempo, lo que puede causar anemia ferropénica como en el caso de algunos tumores.


Ver documento



Hemorroides:

Las hemorroides son unos cojinetes vasculares y de tejido de sostén que tenemos en el ano, que cumplen una función en la defecación y en la continencia, sin embargo, cuando se inflaman, se dilatan y se salen (prolapsan) se convierten en una enfermedad que se puede clasificar según su localización, ya sea por fuera o por dentro del ano y el grado de inflamación en grados I a IV.


Ver documento



Hepatitis A:

“Hepatitis” significa inflamación del hígado. El hígado es un órgano vital, y cuando se inflama y/o se daña, su funcionamiento puede resultar afectado. La inflamación puede darse por causa de infección viral, medicamentos, alcohol, enfermedades autoinmunes, o mala irrigación sanguínea del hígado.


Ver documento



Hepatitis Autoinmune:

La definición clásica de hepatitis autoinmune es enfermedad inflamatoria crónica del hígado que afecta predominantemente mujeres blancas jóvenes, pero los últimos informes determinan que afecta ambos sexos y a varios grupos étnicos. Su presentación puede ser, asintomática, aguda y aguda severa o fulminante. Debe considerarse en los pacientes con hepatitis aguda o crónica sin causa establecida incluidos los pacientes con disfunción del injerto después de trasplante de hígado.


Ver documento



Hepatitis B:

“Hepatitis” significa inflamación del hígado. El hígado es un órgano vital, y cuando se inflama y/o se daña, su funcionamiento puede resultar afectado. La hepatitis B es una infección del hígado causada por el virus de la hepatitis B. Es potencialmente mortal si evoluciona a cirrosis o a cáncer de hígado. La vacuna contra Hepatitis B existe desde 1982. Es eficaz en un 95% en prevenir la infección y su evolución a cirrosis o cáncer de hígado.


Ver documento



Hepatitis C:

“Hepatitis” significa inflamación del hígado. El hígado es un órgano vital y cuando se inflama y/o se daña, su funcionamiento puede resultar afectado. La hepatitis C es una infección del hígado causada por el virus de la hepatitis C. Puede causar infección aguda y crónica. El proceso agudo se auto limita, rara vez causa insuficiencia hepática, y por lo general lleva a una infección crónica. La infección crónica se desarrolla a lo largo de muchos años y finalmente puede producir cirrosis o carcinoma hepatocelular y la necesidad de un trasplante de hígado.


Ver documento



Hepatitis E:

La hepatitis E es la inflamación del hígado producida por el virus de la hepatitis E. Constituye un problema de salud pública en países en vía de desarrollo especialmente de África y Asia, aunque su incidencia ha aumentado en países desarrollados a través de personas que han estado en zonas endémicas. Se transmite principalmente por vía fecal-oral y se han reportado epidemias en países pobres por transmisión a través de aguas contaminadas. También se piensa que se transmite de animales a humanos, por sangre o sus derivados, de humano a humano y verticalmente de madre a hijo.


Ver documento



Hepatitis Tóxica:

Se le da el nombre de hepatitis tóxica a la inflamación del hígado derivada de las lesiones y efectos producidos en el mismo por algunos medicamentos. El espectro de las reacciones adversas a ciertos medicamentos es diverso y complejo. Para llegar a un diagnóstico de este tipo de hepatitis hay que tener una fuerte sospecha sobre alguno de los medicamentos que toma el paciente y se deben descartar otras patologías del hígado que causan situaciones similares según el patrón de la lesión hepática.


Ver documento



Hepatocarcinoma:

El cáncer de hígado es un tumor que inicialmente se forma en el tejido del hígado. Existen varios tipos de cáncer hepático dependiendo del tipo de célula. El hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular es el tumor maligno del hígado más frecuente (90%) y se deriva del hepatocito el tipo de célula principal del hígado. Ocupa el quinto lugar entre todos los tipos de cáncer y es la tercera causa de muerte por cáncer en el mundo.


Ver documento



Hernia Hiatal:

La hernia hiatal es frecuente, se presenta cuando una parte del estómago u otra estructura abdominal protruye hacia arriba a través del diafragma, una estructura muscular en forma de carpa que separa el tórax del abdomen. Normalmente tiene una apertura pequeña llamada hiato, a través de la cual pasa el esófago hacia abajo para conectarse al estómago. Cuando se ensancha por defecto, debilitamiento o trauma da lugar al paso de las estructuras arriba mencionadas al tórax.


Ver documento



Hernias Abdominales:

Se le da el nombre de hernia a una debilidad o desgarro de un músculo abdominal y la salida del peritoneo a través de la zona débil de la pared abdominal formando un saco parecido a una bomba. Un asa de intestino puede también salir por allí y producir una masa visible por debajo de la piel. La presión de los tejidos que salen produce molestia o dolor.


Ver documento



Hígado Graso no Alcohol:

Es una condición en que hay acumulación excesiva de grasa en el hígado asociada a resistencia a la insulina y se define por la presencia de esteatosis en más del 5 % de los hepatocitos. Es el padecimiento hepático más frecuente en el mundo occidental. Existen dos tipos que implican pronósticos diferentes:


Ver documento



Hipo y Eructo:

El hipo es una contracción espástica involuntaria del diafragma y los músculos intercostales, seguida por el cierre rápido de las cuerdas vocales, lo que produce el sonido HIC. El hipo se clasifica de acuerdo a su duración. Si dura más de 48 horas se clasifica como hipo persistente y si dura más de un mes se clasifica como intratable.


Ver documento



Ictericia:

Se le da el nombre de ictericia a la coloración amarilla de la piel, mucosas y la conjuntiva de los ojos por aumento o depósito de bilirrubinas. Se hace evidente cuando el valor se encuentra por encima de 2,5 mg/dl. No es una enfermedad sino un signo clínico de un proceso patológico.


Ver documento



Incontinencia Fecal:

Consiste en la salida involuntaria de materia fecal sólida o líquida dada por la incapacidad de controlar las evacuaciones intestinales. Es mucho más frecuente en personas mayores de 60 años en especial en el sexo femenino. Es muy frecuente en adultos mayores y es la principal causa de aislamiento en albergues o ancianatos, lo cual denota el rechazo y el aislamiento social que ella produce.


Ver documento



Ingestión de Cáusticos:

Es la ingestión voluntaria o accidental de sustancias cáusticas o corrosivas que dañan los tejidos por quemadura o reacción química. Las sustancias pueden ser ácidas o alcalinas. Las sustancias cáusticas producen daño tisular por alteración del estado de los iones y estructura molecular por interrupción de sus uniones covalentes. El ion hidrógeno (H+) es el responsable de los mayores efectos tóxicos de los ácidos y el ion hidróxido (OH-) es el responsable de los efectos tóxicos de las sustancias alcalinas.


Ver documento



Intolerancia a la Lactosa:

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir la azúcar llamada lactosa que es un componente de la leche y sus derivados. También se conoce como malabsorción de la lactosa. Se caracteriza porque un tiempo después de ingerir leche o alguno de sus derivados (queso, yogurt, kumis) aparecen síntomas gastrointestinales.


Ver documento



Intolerancia al Gluten:

La intolerancia al gluten es una entidad diferente a la enfermedad celiaca. Se incluyen en esta categoría a los pacientes que tienen una verdadera alergia al gluten (presente en trigo, cebada y centeno). La enfermedad celiaca afecta a menos del 1% de la población, por lo tanto es una enfermedad rara. Algunos informes establecen que de cada persona a la que se diagnostica enfermedad celiaca hay 6 personas a las que no se les diagnostica una intolerancia relacionada con el gluten.


Ver documento



Isquemia Intestinal:

El término isquemia intestinal se refiere más que todo al flujo sanguíneo inadecuado en el colon o intestino grueso. La alteración en el flujo sanguíneo puede ser total o parcial. Produce daño de las células del colon que al inicio pierden su integridad y funcionan mal y con el paso del tiempo mueren. Al ocluirse un vaso se forma circulación colateral que en combinación con el flujo inadecuado produce más daño que si solo faltase el flujo de sangre.


Ver documento



Linfoma Gástrico:

Los linfomas son neoplasias malignas caracterizadas por proliferación de células de los tejidos linfáticos. Se clasifican en 3 categorías, de células B, de células T y enfermedad no Hodgkin. Pueden presentarse clínicamente como leucemias, linfomas y mielomas. Los linfomas son los tumores sólidos de células linfoides.


Ver documento



Manifestaciones Gastro:

Manifestaciones Gastrointestinales del VIH Las alteraciones gastrointestinales y hepatobiliares están entre los motivo de consulta más frecuentes en los pacientes con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Estos síntomas se han controlado notoriamente desde que se inició el uso de la terapia antirretroviral. Se ha demostrado que la terapia anti VIH eficaz combinada con quemoprofilaxis previene la sobreinfección con microrganismos oportunistas como Pneumocystis carinii, Mycobacterium avium y citomegalovirus.


Ver documento



Microbiota Flora Intestinal:

Se le da el nombre de microbiota intestinal o flora intestinal a un conjunto de bacterias que habitan en el intestino (sobre todo en el colon) normalmente sin producir patología. Estos microrganismos juegan un papel importante en el control del sobrepeso, en los procesos mentales y la sensación de bienestar, y en los procesos inmunológicos e inflamatorios. Por lo tanto, hay profundas implicaciones de la dieta y el medio ambiente en la microbiota normal y anormal.


Ver documento



Nauseas y Vómito:

Náusea es la sensación desagradable de estar a punto de vomitar. Las náuseas pueden presentarse solas o pueden acompañarse de vómito, la expulsión forzosa (voluntaria o involuntaria) del contenido del estómago a través del esófago y por la boca. Las náuseas y el vómito no son enfermedades, son síntomas asociados a muchos cuadros.


Ver documento



Obstrucción Intestinal:

Las partículas de alimentos deben viajar a lo largo de 7.6 metros de tubo digestivo antes de que nuevas partículas entren. Estas partículas siempre están en movimiento. Sin embargo si este tubo se bloquea por una obstrucción en el intestino delgado o grueso, parcial o total, se interrumpe el paso de líquido o alimentos digeridos. Estos junto con gas y jugos gástrico se acumulan en el sitio de obstrucción y puede haber una ruptura con escape de este contenido dañino hacia la cavidad abdominal. Ocurre con más frecuencia en el intestino delgado aunque puede ser a cualquier nivel.


Ver documento



Pancreatitis Aguda:

La pancreatitis aguda es la inflamación aguda (inicio y fin definido, de corta duración) del páncreas. La forma leve se define como aquel episodio de pancreatitis aguda en que no se presenta compromiso de otros órganos o necrosis del páncreas. Puede ser un episodio leve y auto limitado que se resuelve en poco tiempo. A las 48 horas de hospitalizado se nota una mejoría y el paciente puede comenzar a alimentarse poco a poco por vía oral.


Ver documento



Pancreatitis Crónica:

La pancreatitis crónica es la inflamación del páncreas a lo largo del tiempo en que se ve comprometida su función en la digestión y en la regulación de la azúcar. La pancreatitis aguda mejora en días o un corto período de tiempo, en la pancreatitis crónica el paciente no mejora y los síntomas se repiten en el tiempo y la inflamación no desaparece durante meses o años.


Ver documento



Parasitismo Intestinal:

El parasitismo intestinal es la infección por parásitos que básicamente son helmintos o protozoos. Estas parasitosis se han asociado siempre a las malas condiciones de higiene y sanitarias de los países tropicales en vía de desarrollo pero su presentación ha aumentado en países desarrollados debido a la migración y al aumento de casos de enfermos por el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH).


Ver documento



Pólipos de Colon:

Son pequeñas masas ubicadas en la mucosa interna del intestino grueso. Pueden variar en número y en tamaño y pueden ser lesiones pre-cancerosas. Pueden ser planos o tener pedículo, y semejar un champiñón o coliflor. Hay tres tipos, adenomatosos, hiperplásicos o inflamatorios. La gran mayoría no son cancerosos o pre-cancerosos, pero existe el riesgo si son del tipo adenomatoso o hiperplásico de evolucionar a cáncer (2%), que puede ser intratable si se diagnostica en etapas tardías. Por tanto, al encontrar pólipos durante una colonoscopia siempre se resecan y se envían para estudio de patología. Entre más grande es el tamaño del pólipo mayor es la probabilidad de transformarse en cáncer.


Ver documento



Pólipos Gástricos:

La pancreatitis crónica es la inflamación del páncreas a lo largo del tiempo en que se ve comprometida su función en la digestión y en la regulación de la azúcar. La pancreatitis aguda mejora en días o un corto período de tiempo, en la pancreatitis crónica el paciente no mejora y los síntomas se repiten en el tiempo y la inflamación no desaparece durante meses o años.


Ver documento



Proctitis:

Se le da el nombre de proctitis a la inflamación del recto, la porción terminal del colon a 10 a 12 centímetros del ano. Se manifiesta por dolor anorectal, tenesmo y secreción. Se presenta proctitis predominantemente en pacientes que participan en relaciones sexuales anales como receptoras. Los microrganismos que causan enfermedades de transmisión sexual que más se asocian a la proctitis son, el gonococo, C. trachomatis, T. pallidum (sífilis) y el virus del herpes. La proctitis por virus del herpes en los pacientes infectados por VIH puede ser notoriamente severa.


Ver documento



Prolapso Rectal:

Consiste en la protrusión de la porción final del intestino grueso por el ano a través de su esfínter por pérdida de la tensión de las estructuras que lo sostienen. Puede ser casi imperceptible hasta salida del recto completo hasta de 15 cm. Se ve principalmente en mujeres mayores de 60 años, sin embargo, en una pequeña población de niños se puede encontrar por otras causas como desnutrición, diarrea o estreñimiento, parasitosis o malformación de la curvatura del sacro.


Ver documento



Reflujo Gastroesofágico:

El reflujo gastroesofágico puede definirse como los síntomas molestos que comprometen la calidad de vida del paciente o producen lesiones o complicaciones como resultado del flujo retrógrado del contenido gástrico hacia el esófago, orofaringe o tracto respiratorio. Los síntomas por reflujo, y las complicaciones a largo plazo pueden comprometer las actividades diarias, la productividad en el trabajo, el sueño y la calidad de vida. El síntoma más frecuente y notorio es la pirosis. Millones de personas presentan este síntoma por lo menos una vez al mes mientras que otros lo presentan a diario. Es la causa número uno de consulta al médico general y al gastroenterólogo.


Ver documento



Síndrome de Gilbert:

El síndrome de Gilbert es una condición frecuente del hígado que no reviste gravedad. Se presenta porque el hígado no procesa las bilirrubinas de forma adecuada. También se conoce como disfunción constitucional del hígado e ictericia familiar no hemolítica. El síndrome de Gilbert es congénito (se nace con el) y su causa es una mutación genética. Por lo general pasa desapercibido y se descubre en la pubertad al practicar exámenes de laboratorio que evidencian aumento de los niveles de bilirrubinas. No requiere tratamiento.


Ver documento



S. Intestino Irritable:

Se le da el nombre de síndrome de intestino irritable a una afección crónica del colon que se caracteriza por dolor abdominal tipo cólico, distensión, gas, diarrea o estreñimiento. No produce cambios en la mucosa intestinal y no aumenta el riesgo de cáncer de colon. Sólo algunas personas presentan síntomas severos y la mayoría de pacientes aprenden a manejar los síntomas por medio de dieta, cambios en el estilo de vida y control del estrés. Otros pueden necesitar medicamentos y consejería.


Ver documento



Tumores Benignos:

Existen varios quistes y tumores en el hígado y todos se consideran crecimientos o estructuras anormales. Un quiste es una estructura anormal en forma de bomba llena de líquido que puede crecer en cualquier parte de nuestro organismo. Los quistes de hígado son por lo general congénitos lo que significa que nacemos con ellos o son causados por algún tipo de parásito (quistes hidatídicos).


Ver documento



Úlcera Gástrica:

Las úlceras gástricas y duodenales son úlceras pépticas que son depresiones de la mucosa que se extienden hasta la submucosa y pueden localizarse en el estómago o en el duodeno. Un paciente puede presentar úlceras en ambos sitios al mismo tiempo.


Ver documento



Várices Esofágicas:

Las várices esofágicas son venas superficiales de las paredes de la parte inferior del esófago que se encuentran extremadamente dilatadas a causa de hipertensión portal por cirrosis del hígado y que tienen la tendencia a sangrar fácilmente.


Ver documento



Bogotá

Estamos ubicados cerca a la Clínica Reina Sofía, sobre la calle 127, entre la avenida 19 y la Autopista Norte

  • Calle 127 No. 19A-44
  • Consultorios 305/512-514
  • Edificio Acomédica II
  • Cod. Post.: 110121223
  • Bogotá, DC, Colombia
  • (+57-1) 5185118
  • (+57-1) 2749094
  • (+57) 3152891778
  • (+57) 3155201011
  • pqrs@gastromedicall.com

Usuarios de Waze:



  • Lunes a Viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m. Sábados de 7:00 a.m. a 12:00 m.
http://www.worldcoffeeproducersforum.com/wp-content/uploads/2016/11/float-register-1.png




Bogotá D.C., 21 de marzo de 2020

GASTROMEDICALL LTDA

SUSPENSIÓN DE SERVICIOS GASTROMEDICALL DURANTE CUARENTENA
(24 DE MARZO A 13 DE ABRIL)

Apreciados usuarios,

GASTROMEDICALL informa, que teniendo en cuenta la pandemia actual, las indicaciones del Gobierno Nacional y las estrategias con los Aseguradores, NO ATENDEREMOS durante la cuarentena, es decir, estaremos cerrados desde el 24 de marzo hasta el 13 de abril.

A través de nuestra página web, www.gastromedicall.com, les estaremos informando cualquier novedad sobre nuestro servicio.

Esperamos volver a atenderlos muy pronto.